LA VALORACIÓN DEL FACTOR AMBIENTAL EN LA CONTRATACIÓN PÚBLICA